viernes, 4 de septiembre de 2020

Jaime Martínez Luna es nombrado rector de la Universidad Comunal Autónoma de Oaxaca

“Universalizar el razonamiento comunal es comprender que la fiesta es la celebración de la vida”.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 02 de septiembre de 2020




Durante una ceremonia en la comunidad mixe de Santa María Tlahuitoltepec se entregaron los nombramientos de rector y Consejo Académico de la Universidad Comunal Autónoma de Oaxaca, donde se impartirá una educación plurilingüe con estudios de licenciatura, maestría y doctorado.

Jaime Martínez Luna, promotor de la universidad y del concepto de comunalidad, fue nombrado primer rector. En el acto destacó que la universidad y su implementación es un ejercicio desde la academia y comunidad que representará dejar de lado las políticas diseñadas para homogeneizar a la sociedad, pero también indagar en otras fuentes de razonamiento y reconocer los conocimientos de los pueblos originarios.

Añadió que uno de los propósitos de la universidad será dejar claro “que nadie sabe más, que todos somos depositarios de la sabiduría; que si nos han hecho vivir una vida ajena, ha llegado la hora de vivir la nuestra; que hasta el Dios es creación de todos; que si la ciencia ha sido un instrumento del poder, ahora sea un instrumento de la comunidad; que si la ciencia ha estado al servicio del hombre, ahora esté al servicio del todo ser natural”.

El también colaborador de La Coperacha remató que “hacer del servicio una práctica ética, comunal y pedagógica, es universalizar el razonamiento comunal, comprender que la fiesta es la celebración de la vida”.

Otros nombramientos fueron a Rigoberto Vázquez García, coordinador académico; Natalia Jiménez Díaz en Santa María Tlahuitoltepec;  Gerardo López Martínez en Santa María Yaviche; Guillermo Hernández Antonio en San Pedro Comitancillo; Esperanza del Carmen González Valentín en Jaltepec de Candayoc; Berenice Iracema Vázquez Cornelio en San Antonio Huitepec.

Además a Aidé Morales Flores en Capulalpam de Méndez-Ixtlán; Hilda Cayetano Mateos en San Andrés Olaga Villalta; Nicolás Ruiz Rodríguez en Santa María Tolotepec-Pochutla; Carlos Manzo en Unión Hidalgo-Juchitán; Manuel Reyes Martínez en Ciudad Ixtepec-Juchitán; Miguel Ángel Cacique Antonio en Matías Romero-Juchitán; Emilio Beltrán Díaz en San Pedro Amuzgos-Putla; Eufemio Felipe Jiménez en San Francisco Ixhután-Juchitán; Encarnación Juan Avendaño Ramírez en Tlaxiaco; Alain Santiago García en Guelatao.

FUENTE: https://lacoperacha.org.mx/jaime-martinez-luna-es-nombrado-rector-de-la-universidad-comunal-autonoma-de-oaxaca/?fbclid=IwAR2dsOiu187h4R-1-EHDuE13645Qe-wTZJO8tijK0LxXomEL0NpuLB_k8Jw

miércoles, 2 de septiembre de 2020

#UACO


Por  Por: Benjamín Maldonado Alvarado
Síntesis del camino recorrido para la creación de la Universidad Autónoma Comunal de Oaxaca (UACO).
Luego de un recorrido de más de cuatro años (2016-2020) en la generación de espacios de educación comunal, inicialmente con la UABJO (maestría en educación comunal y luego la formulación de una licenciatura y un diplomado), con la intención de apoyar procesos locales de profesionalización de sus jóvenes, se fueron incorporando al grupo promotor -que ha sido la Academia de la Comunalidad-, varios colectivos comunitarios interesados en crear en sus comunidades una licenciatura en educación comunal que fortaleciera el proceso formativo local y regional. El camino tuvo diversos vaivenes, hasta que se contó con un plan de estudios elaborado colectivamente y con apoyo de la UABJO. A finales de 2019 se estaba en los últimos trámites para iniciar la licenciatura en comunalidad en la Escuela de Bellas Artes de la UABJO.
Pero desde principios de 2019 hubo interés de diputados locales por apoyar este proceso con la creación de una universidad. Ante esta posibilidad, se formuló conjuntamente el anteproyecto y el 6 de agosto de 2019 la diputada por Pochutla, Juana Aguilar Espinoza, entregó al presidente de la mesa directiva de la LXIV legislatura de Oaxaca la “Iniciativa con proyecto de decreto que expide la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma Comunal de Oaxaca”. Fue discutida en sesiones y comisiones del Congreso durante cinco meses y finalmente fue aprobada la creación de la UACO.
15 de enero de 2020
El Congreso de Oaxaca aprueba en su sesión la creación de la UACO y pide al gobernador que publique el decreto de creación en el Periódico Oficial del gobierno del estado, lo cual debería de ocurrir en un plazo máximo de un mes.
Pasa el mes y nada. Se aprovecha el viaje del presidente de la república a Guelatao el 21 de marzo para presionar al gobernador.
20 de abril de 2020
Se publica en el Periódico oficial el Decreto 1201 mediante el cual se expide la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma Comunal de Oaxaca, cuyo Artículo 1º dice: “Se crea la Universidad Autónoma Comunal de Oaxaca, como organismo descentralizado del Estado, dotada con plena autonomía en los términos de la fracción VII del artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con personalidad jurídica y patrimonio propio”. Y en sus transitorios establece como primer paso la elección de un Consejo Fundador que elija al rector y al consejo académico.
01 de julio de 2020
Una vez entrada en vigor esta Ley, la Comisión Permanente de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación del H. Congreso del Estado de Oaxaca, convocó a la elección de los miembros del Consejo fundador de la Universidad Autónoma Comunal de Oaxaca.
04 de agosto de 2020
Luego de un proceso de elección, se integró oficialmente el Consejo Fundador de la UACO con 15 miembros.
12 de agosto de 2020
Luego de cuatro sesiones generales, el Consejo Fundador de la UACO nombró al rector de la UACO, así como a los coordinadores académico, administrativo y financiero, y a los coordinadores de los 15 Centros Universitarios Comunales con los que inicia la UACO.
01 de septiembre de 2020
Ceremonia de entrega de los nombramientos al rector (Jaime Martínez Luna), coordinadores de la UACO y de los Centros, en Tlahuitoltepec, por el Consejo Fundador de la UACO, en presencia de representantes del Congreso de Oaxaca, autoridades comunitarias, el rector de la UABJO y el Subsecretario de Educación Superior de la SEP (vía internet).
Los Centros Universitarios Comunales iniciales, que se abren por gestión de grupos locales organizados (en su mayoría con una sólida historia organizativa), que obtuvieron la aprobación de autoridades locales y de la asamblea comunitaria, están en:
Santa María Tlahuitoltepec,
Santa María Yaviche,
San Pedro Comitancillo,
Jaltepec de Candayoc,
San Antonio Huitepec,
Capulálpam de Méndez,
San Andrés Solaga,
Santa María Colotepec,
Unión Hidalgo,
Ciudad Ixtepec,
Matías Romero,
San Pedro Amuzgos,
San Francisco Ixhuatán,
H. Ciudad de Tlaxiaco,
Guelatao de Juárez.
No se abren estos Centros por solicitudes simples, sino por la gestión de grupos organizados, que serán los responsables de coordinar los trabajos de cada Centro, porque el objetivo es apoyar procesos locales impulsados por grupos organizados.

domingo, 30 de agosto de 2020

COMUNOMÍA.

Nuestra existencia nunca abandonará el conflicto, si no entendemos que es definitorio que pensemos por cuenta propia, sustentados en nuestras propias categorías de lenguaje, fundados en nuestros propios principios, que definitivamente, y después de más de cinco siglos de resistencia, explican nuestra permanencia.

Hemos buscado que se nos entienda en el mismo lenguaje del poder, de la justicia, de la libertad, del derecho, etc. Y nunca se ha entendido que nuestra filosofía es otra. Que nuestra epistemología es diferente. Que nuestra razón de ser, camina otro sendero.
Las categorías que señalamos, provienen de otra manera de razonar. De gente que con el poder en el cerebro, cree que todo puede ser suyo. Que todo lo puede vender o comprar. Que todo lo puede dominar.
En cambio, nosotros hacemos la vida compartiéndola. Dándole su lugar y su importancia a todo y a todos.
Pero eso no se comprenderá hasta que no nos eduquemos, nos sanemos, nos alimentemos, nos cobijémos como NOSOTROS sabemos hacerlo. Entre todo y todos. Con un profundo respeto a la vida. Trabajando Comunalmente, y existiendo en la reciprocidad.
Todo esfuerzo que se haga desde el lenguaje del poder, será elemento de conflicto. Así se busque con las mejores intenciones.
Incluso hasta la palabra Autonomía, contradice nuestros empeños. Por eso, hablamos de Comunomía. Lo mismo debemos hablar de Comunal determinación en lugar de Libre determinación.
Desde la "independencia" han deseado que seamos mexicanos. El bienestar y la felicidad, la diseñan desde el poder. Quieren que seamos iguales. Nunca se piensa en que deben dejarnos ser como Nosotros somos y razonamos.

sábado, 29 de agosto de 2020

Diario Comunal 28: La autonomía no es una utopía.

Es lo que se realiza sin las órdenes de alguien, sino lo que se decide en colectivo. Un algo que genera sus propias normas, obligaciones, programas de acciones en fin todo. Pero hay que entender la diferencia que hay entre autonomía individual y la colectiva. La autonomía individual es la esencia del sistema que nos ahoga, el que no admite la diversidad, el que sitúa al hombre como centro del universo. Pensar en la autonomía colectiva, comunitaria, social, nos conduce a enfrentar un sin fin de trabas. Para empezar los límites.
Antes de la invasión Española, la tierra no estaba delimitada, tampoco los dioses, tampoco las imágenes. No existía los Estados, se habitaba la región, se cultivaba el respeto a los integrantes de la naturaleza, no existía el yo, o el tú, sólo el nosotros, integrados a la naturaleza. No había propiedad, ni privada ni comunitaria. La propiedad deviene del individuo, en el proceso de apropiación la comunidad se ve presionada a apropiarse comunalmente del territorio. Hoy la lucha entre comunidades es por la lucha de sus territorios, aunque se tiene como enemigo central a la propiedad privada.
La propiedad comunal nace como resistencia a la propiedad individual. Es decir, si los españoles delimitaban sus propiedades privadas, a la comunidad, que no tenía ni entendía sus límites, tuvo que delimitar su territorio para garantizarse la sobrevivencia, del robo territorial que realizaban los conquistadores.
Una vez asumida la propiedad comunal como la herramienta para la defensa de lo que daba vida a la comunidad, la pelea se empezó a dar con las otras comunidades.
En la actualidad, esta guerra territorial, le sirve al poder, para que estemos entretenidos defendiendo una naturaleza que en otro tiempo no tenía dueño, y empezó a tenerla ante la mentalidad colonizadora. De ahí que el colonialismo se haya ido introduciendo en nuestra forma de pensar, sin que nos diéramos cuenta.

El que poseamos el territorio de manera comunal nos abre la posibilidad de comunidades autónomas. Todas tenemos un territorio común, esto nos permite una organización específicamente comunal y con ello la programación de nuestros trabajos. Todo se decide en asamblea, es decir, en un espacio en el que participan todos los jefes de familia. En ella se generan decisiones autónomas, que el Estado se ve presionado a respetar, si quiere un buen grado de gobernabilidad.

viernes, 28 de agosto de 2020

Diario comunal 27.

Siempre he pensado que la autonomía no tiene necesidad de leyes, que es la facultad creativa de cualquier colectivo por decidir lo que hace y piensa. Sin embargo, el vivir en una sociedad que necesita de normas claramente establecidas, nos lleva a pensar en lo necesario de su legislación. Es decir, la existencia misma del Estado-Nación, contradice la racionalidad autonómica. Aunque pensado así, podemos pensar en una convivencia anárquica, la cual a los ojos del pensamiento Occidental, Mercantil y colonial, no es más que una locura que no debe ser permitida. Pensar en México como nación, lleva de inmediato a negar la necesidad autonómica. Reconocer su diversidad y pluralidad, por otro lado nos invita al reconocimiento de la autonomía. Todo esto nos lleva a un sin fin de preguntas.
Si reconocemos que Oaxaca es una región básicamente comunitaria, su plano autonómico lo entenderíamos como natural y no simplemente necesaria. Pero estamos integrados a una figura gubernamental: El Estado. Esto obliga a los legisladores a pensar en la autonomía como norma establecida en una constitución. Eso se está realizando en este momento. Sus alcances o sus límites, los encuentro en su propia legislación, pero también considero el contexto en el que nos encontramos, que está sujeto a leyes que norman la conducta de los diversos pueblos que conforman Oaxaca. En este sentido bien vale la pena aplaudir el trabajo de aquellos que tienen que legislar lo ilegislable, que es el comportamiento colectivo humano.

La esperanza que guardo, es que, podamos mantener nuestra creatividad social, por un lado apoyándonos en la ley, pero siempre trascendiéndola a fin de garantizarnos respeto a nuestras decisiones colectivas que son diseñadas para mantener la reciprocidad, la complementariedad, como nuestra forma de vivir, de pensar y de comunicar. En otras palabras, seguir el camino de la libre determinación comunitaria, frente a todo intento de legislación que la limite. Es decir seguir siendo lo que somos, haciendo respetar lo que hemos tenido ancestralmente y aceptar adelantos, que convengan a nuestra manera de ser.

jueves, 27 de agosto de 2020

Diario Comunal 26: El colmo de un pueblo "desarrollado" es no tener agua.

Los parámetros de INEGI y CONAPO, señalan el grado de desarrollo de una comunidad, la nuestra está señalada como de baja marginación, y por lo mismo no es susceptible de ser apoyada por concebirla que es una comunidad que no tiene problemas, pero la verdad es que su supuesto desarrollo es las que más necesidades le provoca. Estas mediciones se dan en función de si se tiene una buena comunicación, de agua entubada, de drenaje, del material usado en sus habitaciones, etc. Esta es la buena vida según los desarrollistas, pero esto se ha dado en mi comunidad a fuerza de la introducción de estos servicios, rompiendo con otros que proporcionaban seguridad, no comodidad. Antes nos bañábamos en los chorros de agua, si, juntos niños y adultos, en cueros nos pasábamos el rato enjabonándonos con jabones "corrientes", y nos refregámos con estropajos naturales, no se conocía el Shampoo, ni el jabón de olor. En el baño se platicaba de todo y de todos, eran verdaderas fiestas sociales las que se armaban en el chorro, lo mismo sucedía en los lavaderos al lado de los caños, con las mujeres que ahí lavaban y se bañaban. Esto a los ojos de un desarrollista es promiscuidad, para nosotros era compartir y comunicar además de asearse.
Llegó la entubada del agua, las casas de ladrillo con el baño individual de regadera. Esto rompió la compàrtencia que se daba en el chorro o en el caño. Hoy todos tenemos agua en el interior de la casa, y nos bañamos aislados, hasta de nuestros hijos. Con el desarrollo creció la individualidad. Ir a desahogar, era una convivencia con la naturaleza, incluso, hasta para limpiarse, las hojas, las piedras todavía nostalgian nuestra presencia.
El entubamiento del agua en una comunidad a la que le brota agua por todos lados, se ha convertido en una pesadilla. Se tuvo que canalizar el agua del rio, guardarla relativamente en un estanque, que por la pendiente geográfica hizo que en poco tiempo rompiera todo tipo de reten o válvula. Quien puede contener un torrente canalizado a una inclinación de setenta grados, me pregunto, ahora que a cada rato se tiene que cortar el agua por las lluvias, y el agua potable ya se revolvió con el agua de riego, no por irresponsabilidad, sino porque no se ha comprendido la diferencia.
Muchos van a creer que estamos en contra de las comodidades, de alguna manera si, cuando estas en lugar de acomodarnos nos desacomodan. Yo estoy de acuerdo que este modelo de vida, resulta necesario en una ciudad, pero, porque la tendencia de urbanizar lo rural, en lugar de ruralizar la ciudad, ésta y muchas preguntas saltan a la vista. Lo importante es saber en verdad lo que necesitamos y no aceptar un desarrollo que es una pueril copia de lo que sucede en otros lugares, de diferente geografía y de cultura existente en nuestra comunidad.

miércoles, 26 de agosto de 2020

Diario Comunal 25.

Algo más del acampar. En Oaxaca y en toda esta disque nación, han brotado centenas de asociaciones que han decidido caminar con sus propios pies, tenemos en Oaxaca más de cien radios comunitarias, varios intentos de televisión comunitaria, infinidad de revistas independientes, y de pintores que brillan con luz propia no se diga. Esto revela, capacidades, emotividades pero principalmente una toma de conciencia de los valores con que contamos. Queremos dar fortaleza a nuestros intereses, nos sabemos creativos. Pero también estamos conscientes del daño que nos hacen los Medios, a diario, y no solamente la telenovelas sino las propias canciones románticas así las haga Silvio, pablo, David Haro, Chacha, Lila, quien sea, hasta Jaime luna. Nos hace daño porque se entromete el amor individual en lógicas del amor comunal. Ya lo dijo Ilich, el sexo aparece con el mercado, y chávela resulta un volcán, que ni Almodóvar puede apagar, ni Lila puede detener el torrente de José Alfredo. Ser lo que somos, no es fácil cuando al mismo corazón se le ha enajenado, se le ha vendido una específica estética que reproduce en un lenguaje que Neruda, Benedetti, cavan su profundidad.
Exponer nuestra riqueza es descolonizarnos, dejar de asumir disque, verdades universales que la mentalidad occidental nos ha impuesto, es construir o reconstruir nuestra propia manera de amar, incluso dándole otro nombre. Es descubrirnos en el otro, valorándolo en tiempo y forma. Hay que saber decir todo o nada como verdad universal occidental o el no porque ello es la posibilidad de sembrar el futuro. Estoy seguro de que existimos, de que somos diferentes, de que nos ganamos a diario nuestro espacio. Me pregunto. Vale la pena profesionalizar la comunicación a partir de los resultados obtenidos del campamento. Imagino que sí, con esa metodología. La integralidad en la apropiación del conocimiento compartido, hay que seguirlo.

martes, 25 de agosto de 2020

Diario Comunal 24.

Terminó el campamento Audiovisual itinerante realizado en Guelatao. Creo que se camina con la seguridad de que nuestra mentalidad puede y debe ser liberada en aras de una liberación del neocolonialismo asfixiante. Solo si podemos hablar de tú a tú con cualquier cultura existente en el mundo podremos sentirnos afirmados, para con ello dar espacios limpios para la nuevas generaciones. Tener los ojos bien abiertos y las manos preparadas, nos permitirá la conquista de nuestras capacidades para diseñar la vida que queremos. Hasta hoy hemos sido consumistas de una estética que se nos ha impuesto, nos rebelamos ante el mercantil uso de nuestras emociones, del arte que producen nuestros dedos, que responden a las órdenes de un ser que está orgulloso de lo que es y avergonzado de que la venden los vividores. Este campamento reunió a una treintena de jóvenes convencidos de querer decir al mundo lo que quieren, y que en su mayoría, es lo que han heredado de sus ancestros y principalmente de sus padres. Me sentí con ellos como un niño deseoso de aprender, y lo logré, encontré en esta nueva generación de libertarios, la frescura que reclama siempre una obra de arte. Realmente me felicito y les agradezco a ellos y a sus asesores o motivadores, el caminar un camino descolonizador que nos llevará a todos a una verdadera interculturalidad. El campamento nos y les dio seguridad a los sentidos, al color, al sabor, de lo que ha de chismearse siempre: el retrato del otro develado en nuestra mirada. Tres semanas no significan mucho quizás, pero pueden ser el todo, para enraizar la energía necesaria para llegar a la meta que exige esta realidad. Los medios de comunicación parecieran estar atrapados, o ser coto de algunos cuantos. El campamento enseñó que el arrebato de las armas del enemigo es una tarea que desde siempre nuestros pueblos han seguido, para la defensa de su integridad y su valor. Muchachos, créanme, estoy feliz y felicito a Luna, a Carlos, a todos, por este inolvidable esfuerzo por ser nosotros mismos, frente a las adversidades que nos opone el colonialismo.

lunes, 24 de agosto de 2020

Diario Comunal 22.

Creo que por varios caminos estamos llegando a lo mismo, a la desaparición de los PARTIDOS POLÍTICOS. Desde que nace la república, y se toma a la democracia como el instrumento idóneo para la participación de la población, Los partidos políticos se han convertido en voceros de élites, de grupos que en la defensa de sus intereses, se adecuan a los señalamientos que para la organización política, se enuncia en la constitución, en primera, la del 1857, esto se repetiría en el 17, luego en las reformas que se dan durante el siglo XX y ahora el siglo XXI. El modelo se ha eternizado ocultando, primero la participación de las mujeres, ahora con el discurso en la boca, se compra el voto con un dinero que si fuera bien usado, ya hubiera resuelto las inclemencias que nos agobian.

Ni la revolución del 10, ni la masacre estudiantil del 68, del sometimiento del sindicato de petroleros, de los ferrocarrileros, de los cañeros, de los maestros, de los electricistas, y ahora del germen juvenil "yo soy 132", han logrado fincar una visión que logre disminuir o desaparezca la existencia de los partidos políticos, que ahora con el lavado de dinero mal habido, con el movimiento fiscal y bancarios, se ufanan de su importancia para la vida política nacional. Todo esto está demostrado en los hechos, Los zapatistas lo enarbolaron, pero nadie les hizo caso, todos de alguna manera dormimos con la esperanza de que la democracia funcione. Los pueblos originarios de ésta región del planeta y de muchas regiones más, han demostrado tener y reproducir formas más trasparentes para la participación, modelos que en Bolivia y el ecuador están reconociéndose como válidos y necesarios. Los claro es que en estos países, la población originaria es mayoritaria, en México, disque es minoritaria. Aun así, pensamos que estos modelos podrían ser alternos para la situación actual que enfrentamos. El que se hable de asambleas en medios urbanos, hace pensar que estos caminos se están empezando a caminar, no echemos en saco roto la profunda experiencia que a este respecto se tiene en Oaxaca en la cual 418 municipios de 570, eligen a sus autoridades mediante sus sistemas normativos internos, esto ya fue legitimado por la constitución Oaxaqueña. Recuérdese lo sucedido en 2006. Este el tiempo de beber de la experiencia lograda en Oaxaca, fortaleciendo los municipios de "usos y costumbres", y en las ciudades acercándonos más, en pequeños espacios, para poder garantizar la participación horizontal de la ciudadanía. Empecemos ya.

domingo, 23 de agosto de 2020

Diario Comunal 20: La disque profundidad de las convocatorias.

El no tener claro que se quiere hacer, nos lleva a un laberinto, principalmente cuando accedemos a convocatorias, que en sus objetivos está el interés de apoyar los trabajos necesarios para ejercitar nuestras capacidades. Cuando se toma de manera personal, una convocatoria suele ser un instrumento fácil de responder o de requisitar. Pero cuando planeas hacer tus trabajos en equipo, y en una comunidad o en una región, la cosa se vuelve casi un imposible. Primero, te ayuda el tener o participar de una figura jurídica asociativa, esto ya involucra a muchos más que dos, luego tienes que estar reconocido por hacienda, es decir existir correctamente en el pago de tus impuestos. Todo pareciera normal si ya te has metido en esa dinámica asociativa para "bajar " recursos para los trabajos que realizas, pero luego vienen los peros, son tantos los, los datos, los componentes, la información que te piden, que terminas llorando por tu supuesta ignorancia. Dependiendo del lugar en que te encuentres, será el grado de sufrimiento que tienes que padecer. Existen los que han aprendido a trampear a estas convocatoria, pero hay los que en verdad no entendemos porqué es necesario llenar tantos formularios, si lo que tú quieres es trabajar al lado de una comunidad o de un grupo. Todo esto, nos lleva a la reflexión del cómo debemos actuar para alcanzar los objetivos de los compas con quienes trabajamos.

Pensar en una región te lleva amuchas preguntas en ti mismo, de si es necesario ir a la comunidad, o que sea esta la que se mueva hacia ti y con ello empiezan los problemas. Lo común es que uno valla a la comunidad, ya sea para trabajar con ella o simplemente para conseguir su aval, requisito que tú tienes que llenar si estas solicitando recursos. En primer lugar cuando tú vas a la comunidad es que estas consiente de que es necesario y oportuna tu intervención, con ello cargas el peligro de estar pensando por la comunidad, y de que sabes cómo modificar sus condiciones de vida, lo que te puede llevar a una práctica de conducción que sin pensarlo, lo haces desde el exterior. Por el otro tu conciencia te lleva a realizar un trabajo que consideras pertinente y que beneficia a la comunidad. Si estas convencido, de que lo que haces es honesto y necesario, no debes detenerte, pero si lo único que buscas es chambear en algo para conseguirte el sustento, Podrías caer en la manipulación sí que esto esté en tus razonamientos. La cuestión es delicada, porque si trabajas corres riesgos, si no lo haces, no se logran los cambios que has descubierto. De todas maneras te chiflan porque lo haces u porque no lo haces. Lo que quiere decir es que mejor lo reflexiones aunque sea un poquito. Tú decidirás si contestas esa convocatoria. (En verdad estoy hablando conmigo), pero también contigo.