miércoles, 25 de noviembre de 2015

Diario Comunal 316: ¿Realmente qué es? ser rico o pobre

Todos los días nos miden y nos medimos, frente a los otros. Vemos a los otros, como se visten, como se comportan, que tienen, y volteamos a vernos, y en la mayoría de los casos, o nos notamos pobres o nos sentimos superiores a ellos, ricos de alguna manera. El ser pobre o rico, marca la constante diferenciación entre nosotros, y esta marca el humor, la tranquilidad, la festividad que le demos a nuestras vidas. Pero, y aunque centenares de miles de personas han escrito sobre esto, vale la pena preguntarse desde nuestra perspectiva que es ser pobre y por lo mismo, que es ser rico.  La economía política, ha demostrado ampliamente como una clase social, se beneficia del valor, que produce el trabajo de otra clase social. Esto es indiscutible, sin embargo, explicar las cosas solamente desde la economía, nos encierra en un razonamiento que nos deprime y no explica nuestra actitud ante otras cosas de la vida.  
Son pocos los que se fijan en que las grandes mayorías NO son pobres, si tienen lo necesario, agua, oxigeno, comida, vestido, y que el ser pobre, para los analistas, es no tener los bienes, que en la mayoría de los casos, resultan superfluas. Que dan comodidad es cierto, pero que a fin de cuentas no son necesarias. Las grandes mayorías se consiguen la ropa, hasta los llamados pordioseros, el alimento lo arañan, pero lo obtienen. Suena curiosos, ver que a las mayorías que nos consideran pobres, solemos "tirar “dinero para la fiesta del barrio, de la comunidad, de la colonia, de la familia, etc. Para chupar con los cuates o irnos de pachanga, (ustedes saben bien a que me refiero). Nadie, o más bien son pocos, a los que llamamos codos, los que piensan que su dinerito han que cuidar, para que en un futuro, lo puedan acrecentar.  Las grandes mayorías, pensamos y gozamos el presente. Sino, vean como se llenan los estadios de futbol, etc. Sin embargo, las estadísticas, y los especialistas dicen lo contrario. Claro no faltará lector, que afirme que mi modo de razonar es "reaccionario", pues piense quizás que encubro la explotación de las mayorías por unos cuantos. Pero no es así, lo que pretendemos es reconocer lo que en verdad nos mantiene vivos, y nos permite, gozar de la vida, y no insistir en ser una sociedad simplemente consumidora de comodidades, que a la larga hace más grande nuestra diferenciación económica. Ahorrémonos, las comparaciones de, si se goza más la embriaguez, que proviene de un Whisky, o de un mezcal o tepache. Para resumir, diríamos, que se es pobre o se es rico, dependiendo del cristal con que nos miramos. A esto se cuela, la óptica que se nos impone en la calle, la casa, la escuela, en fin, el mundo que nos envuelve, y que determina nuestra manera de pensar y sentir.  También deseamos dejar en claro, que ver la vida desde un sólo ángulo, nos impide comprender la gran mayoría de cosas que hacen de la existencia, un verdadero gozo, lo que otros entienden como falta de bienestar, explotación, marginación, u otras cosas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario