lunes, 28 de septiembre de 2015

Diario Comunal 313: Los principios y valores, tienes fuentes de origen diversos.

Existe mucha confusión en el uso de estos dos términos. Ojalá y estos comentarios, no hagan crecer la confusión. Todos los habitantes del planeta tenemos valores, que el individuo selecciona, de acuerdo al contexto que lo forma. Hablamos de la familia, de su comunidad, de su escuela, de sus amigos, de su colonia, en fin de su contexto. Los valores, vale decir, son aquellos que guían la conducta de cada quien. De ahí que percibamos valores, fuertemente influenciados por cada religión, por cada secta, la escuela, por el mercado publicitario mismo.De ahí, que unos sean correctos, otros incorrectos, unos corruptos, otros honestos, unos laboriosos, otros holgazanes, en fin, la valoración de equis valor, dependerá de otro individuo que porta también sus propios valores. Se adquieren valores, en el cine, en la televisión, en los periódicos, en las revistas, en el chisme diario .El caso es que cada persona, porta sus muy particulares valores. Podemos notar que un valor tiene una gran multiplicidad de fuentes, pero su portación siempre será; individual, personal particular, etc. 
Por lo contrario, los principios devienen de otras instancias. De entrada debemos decir, que todo principio es un acuerdo, que si bien se logra a partir de valores "entendidos", son acuerdos, que toma un colectivo para guiar su acción. En cierta medida, pueden los principios ser entendidas como normas, pero son normas o acuerdos, que tienen una temporalidad,¿cual? la que le asigne el colectivo que las acuerda. Por ello, principio no es igual que norma. 
Una institución, Empresa, Universidad, tiene normas, que si bien fueron en algún momento acordadas, se convirtieron en norma, requisito que se impone a toda persona que se incorpora a esa institución. Las comunidades a través de sus asambleas, se guían por principios, respetan los valores individuales de cada persona, pero toman acuerdos comunes, que respetan, hasta que nace otro acuerdo u otro principio que lo substituya. Es por ello, que la sociedad puede guiarse por principios, y no por valores, por acuerdos, de tiempo y espacio, no de normas y de leyes. El hecho que vivamos sujetos a normas y leyes, y no a acuerdos, que generen principios, hace que nuestros problemas cotidianos se multipliquen. Claro esto lleva implícito que no rijamos comunitariamente, de forma asambleária, que tengamos acuerdos y principios, que respondan a nuestra participación concreta,y con ello, ir resolviendo ,en pequeño,desde abajo, todo el laberinto de problemas que nos da el estar sujeto a normas, que más que nada se usan en nuestra contra. Sobra decir, que la educación debe fundarse en acuerdos comunales, por lo tanto en la compartencia, y no en las normas, que nos conducen a la competencia de valores y habilidades individuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario