lunes, 28 de septiembre de 2015

Diario Comunal 311: No es lo mismo, luchar por el poder que, construir autoridad.

En Oaxaca construimos autoridad en miles y mies de comunidades, pero diariamente enfrentamos el poder, básicamente el de la fuerza, el de la representación. Curiosamente al poder Municipal, Estatal y Federal, le denominamos autoridad porque somos "el pueblo" quien la ha elegido. Pero en la realidad desconocemos su integración, padecemos su presencia, pero desconocemos su razón de ser. Se nos afirma que vivimos una democracia, y que son los partidos quienes representan las distintas corrientes de opinión. De entrada estar, participar de un partido es luchar, por el poder de imponer nuestra razón a toda la sociedad. Las organizaciones sociales, en su mayoría entran al juego del poder para satisfacer sus demandas, en esa lucha, pierden hasta la razón de sus motivos de conformación. 
Oaxaca es ingobernable, desde el poder, es esto lo que no quiere entender el propio poder. Oaxaca se gobierna solo. Es esto lo que fundamenta, que en Oaxaca se reconozca un régimen político, distinto en el país, un régimen que el poder, desea seriamente desaparecer. No podrá hacerlo, porque existe en la realidad, y su reconocimiento no es más que una estrategia de control, que el poder no puede darse el lujo de desaparecer, por simple poder. No podemos decir lo mismo de aquellas ciudades gobernadas, vía el régimen de partidos. En donde curiosamente se asienta el poder, donde se ve una mayor movilización social, donde existen intereses encontrados, en donde reside el poder económico,en fin, el poder. No así, en el mundo de la comunidad, en donde se construye autoridad de manera cotidiana, y en donde existen conflictos de poder, debemos reconocerlo, pero que cuentan con formas adecuadas para regular sus relaciones, vía la autoridad, no el poder. Por lo mismo, es necesario distinguir que, no es lo mismo, poder que autoridad, el poder se impone de arriba a abajo, y la autoridad se elige de abajo a arriba. El poder se consigue, vía la fuerza, el dinero, la componenda, la sumisión, la corrupción, etc. y la autoridad, vía el trabajo, el respeto, la capacidad, etc. 
Pero, ¿porque es necesario tener claro el significado de estas palabras? creemos que es necesario deslindar, cuando un maestro esta en lucha gremial, que alberga una necesidad de luchar dentro del poder, y porque hay que comprender, que el maestro tiene autoridad en la comunidad. No es lo mismo asesorar, acompañar, orientar a una comunidad que te lo solicita, que te erige en autoridad moral, que el ser maestro en espacios regulados por la fuerza del poder. La autoridad de un maestro, deviene de su labor, de su relación concreta con la comunidad, de su comportamiento como persona, Pero dentro del poder, el maestro, es tan sólo una pieza más, que hay que someter. Tener claro esto, nos permite entender que hacer, y como actuar. 
Resulta un chiste dramático, ver a la Policía Federal, resguardando al IEEPO, Con un claro aburrimiento, aburrimiento que a toda la sociedad le cuesta mucho dinero, y saber que los maestros tranquilamente pueden acrecentar su autoridad moral en su comunidad, perpetuando así, la ingobernabilidad de Oaxaca, que se manda por si solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario