lunes, 28 de septiembre de 2015

Diario Comunal 308: Entre sobrevuelos de helicóptero y uniformados por todas partes, la vida del Oaxaca festivo, sigue su marcha.

Hace siglos un puñado de soldados maleantes, testaferros del poder de una Corona, se enseñorearon de éste continente, Nos cambiaron el idioma, la vestimenta,etc. pero nunca nuestra forma de pensar. En estos momentos, sus herederos, en el poder y su justicia, persisten en la idea de cambiar nuestra forma de razonar y hacer la vida. No se olvide. El magisterio es una muestra de lo que es Oaxaca. Hay Maestros, obedientes, sumisos, levantiscos, insurrectos, coherentes, laboriosos, miedosos, intuitivos, pero también hay flojos, arribistas, deseosos de poder etc. Instituciones van y vienen, y la vida sigue su marcha, como lo hacen los Maestros, o como o hacen las calendas. La música, está en todas partes. Oaxaca, son muchos mundos, su diversidad le caracteriza. 
Leyes, reformas, revoluciones van y vienen, y Oaxaca sigue al ritmo de sus Sones y Jarabes, Pero esto no quiere decir, que no le duela el genocidio, el permanente hurto de sus riquezas, el constante peligro que tienen sus principios, ante la presencia de medios no uniformados, que se cuelan hasta sus recámaras, como lo hace la televisión y el cine. 
Los maestros, después de décadas de obediencia, exigen el respeto a los principios Oaxaqueños, si, aquellos que son excluidos, encubiertos, opacados, discriminados por el razonar del poder hegemónico. Es cierto, todos lo sabemos, el oficio de maestro, no sólo lo usa el poder para extender su visión de la vida, sino también lo usa, para acomodar a sus testaferros, a sus cuates. y con ello también alientan el ánimo de la conquista del poder, en aquellos que sienten no tenerlo. 
El magisterio, se ha visto presionado a luchas por sus derechos, en y con el lenguaje que el poder ha establecido, por, y con ello avanza y retrocede, pero su vida y la de sus ideas, no se detiene. Insistimos, el magisterio representa a Oaxaca, sus montañas, no solo lo cobijan sino, también lo explican. Oaxaca no es un pensamiento plano, y su diversidad se expresa en la diversidad de sus estrategias. Incluso se nos tilda de Tlacuaches, pues sabemos cuando callarnos y hacernos los dormidos, para luego reiniciar nuestro camino. 
Lo importante radica que el magisterio ha despertado, que ya no está dispuesto a repetir el discurso que el poder le ha impuesto. Y eso se hace en la comunidad y en el aula. Ahí donde se teje la vida cada día. Nuestra forma de pensar se ha mantenido, y se mantendrá a pesar de Juárez, Díaz, Cárdenas o Peña Nieto. Pues ahora ya se reconoce que la individualidad ha sido el poder que nos destruye, y la comunalidad es la que siempre nos construye. Ya se ha abierto ese camino, sigamos como hace siglos, marchando el camino que nos legan, nuestras montañas y nuestros ancestros. Sigamos la fiesta al ritmo de nuestros Sones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario