lunes, 28 de septiembre de 2015

Diario Comunal 302: Al ser y al estar, le han separado.

Una primera de sus consecuencia es tu preocupación de saber quien eres, independientemente del suelo que pises. Lógicamente tu, te sientes ser por las ideas que más te han gustado reconocer, sin preguntarte el lugar en que te encuentras, es decir eres lo que piensas, y no lo que haces en el lugar en el que te encuentras. Desde ahí, podemos reconocer que somos lo externo,es decir lo que se nos graba y que nos agrada del exterior. Todo ello lo concebimos como ideas, no como hechos, por eso tu ser, es la integración de ideas.En extremo, podríamos decir que tu ser se va conformando como una suma de abstracciones. Eso te aleja de poder reflexionar de y en lo concreto. La noción de Iglesia, de Escuela, del Trabajo para ganar dinero, los medios de comunicación, son las instancias que paulatinamente te alejan de la realidad en la que estás, y que sin darte cuenta, determinan tu manera de actuar. El pensamiento de nuestros padres influye mucho más en el ejercicio de ideas. Se ha sembrado tanto la idea de progreso, que nuestros padres lo primero que nos inducen es, a no ser y muchos menos, estar en el mismo lugar en que ellos se ubican. Ha sido tal, la contaminación de ideas de lo perfecto que se da en medios ajenos, que lo Propio se convierte en un bien a olvidar, a superar con otros, que obviamente no existe en el lugar donde te encuentras. Si vas a la iglesia, el cura se encarga de endilgarte, un mudo imaginario, celestial y eterno. Si vas a la Escuela, se te llena de información que no se concreta en tu vida diaria, que en su gran parte son ideas, que no puedes llevar a la práctica, porque son ideas provenientes de otros mundos no del tuyo. La cosa empeora si vas a la televisión, que te llena de escenas que no vas a vivir, pero que logran sembrar en razonar , pretensiones a futuro.
Los académicos, los religiosos, los desarrollistas, los señores del poder, se preocupan de este ser, porque para ellos, es la "conciencia" ciudadana, obrera, empresarial, campesina, magisterial, que debe ser conducida por el camino correcto.Y para ello, ejercen un manejo de recursos que posibilitan llevar a la gente a su molino. Tomar conciencia de lo que eres, es el centro de la atención de todo, de la educación, del trabajo asalariado, de los contenidos en los medios, en la cantidad y del producto a consumir. Dicho de otra amanera, se nos forma en las ideas para seguir produciendo ideas, y con ello no nos darnos cuenta que el "estar", es una dimensión que determina en última instancia nuestro actuar. Nos movilizamos por necesidades concretas, esto es cierto, pero en gran parte se busca movilizarnos por la ideas en boga, sean estas las que sean. Lo importante es tener conciencia de tu ser, aunque en realidad nos movilicemos por las necesidades mostradas y encontradas en nuestro estar. 
Para terminar esta primera reflexión, que prometimos en el anterior diario; Debemos afirmar que el ser y el estar no deben separarse, uno se define en el otro. Se es donde se esta, por lo mismo se piensa lo que se hace, no lo contrario. Y lo que se hace depende de donde se está. (continuará).

No hay comentarios:

Publicar un comentario