viernes, 6 de febrero de 2015

Diario Comunal 290: Dejar de pensar un rato, podría ser un antídoto para la desesperación.

Tanto nos han metido en la mente, el hecho de pensar para hacer las cosas, que nos parece irreverente y hasta grosero no hacerlo, para enfrentar situaciones de toda índole.
Recordamos aquel consejo que le lanza un padre a su hijo, para convencerlo de que acuda a la escuela, ¡ ve a la escuela, para que seas alguien en la vida ! ¡ Piensa antes de hacer las cosas ! y así por el estilo, todos te refriegan con eso de -pensar es primero-.
El preocuparnos por la existencia, aparece ante nuestros ojos como el ser un tipo enajenado, amaestrado, sometido, alienado, etc etc. El caso es que a nadie se le ocurre no pensar, por el miedo "del que dirán", y por el temor de aparecer ignorante o simplemente sonso. Con ello, la vida se nos va en buscar la explicación de todo lo que sucede. Buscamos a los doctos, a los sabiondos, incluso vamos a la iglesia, para ver si un santo nos explica lo que está sucediendo.
Las grandes mayorías, dan la impresión de no preocuparse en lo que sucede, Muchos prefieren ver telenovelas, películas etc, otros tanto van al futbol, al basquet, en fin al deporte que más los entretenga.
Nosotros creemos, que "ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre", Se puede estar informado, pero no para llegar a la desesperación, como también es bueno saber algo, sin dejar de preocuparnos por salvar decorosamente nuestra existencia.
Estamos convencidos de que primero es la existencia, pero pensar la existencia ayuda, no para someternos a un pensar, sino, para construir nuestro propio conocimiento o criterio. Lo que si, es que debemos convencer que no existe doctrina que movilice a todos, porque a cada movilización, son un sin fin de condicionantes los que la promueven, unos van simplemente porque va el otro, y ese otro va por encontrar a otro, otros van por que piensan que van a conseguir algo, un regalo, equis, otros por correr un riesgo, otros por ver a la novia en fin, son pocos los que saben a que se va en una movilización.
Lo cierto es que todos van a ver a los otros, y eso es simplemente estar con los otros y de esa manera realizarse socialmente, eso mismo pasa con la misa, el baile, el partido, la cantina, etc. Todos necesitamos de todos, para explicarnos, pero el estar con los otros nos da la explicación, no al contrario.
Cuando decimos, "no pensar un rato..." , quiere decir, no desesperarnos por cambiar todo, al primer paso que se da, por creer que uno tiene la verdad, pero si es importante existir, para poder repensarnos y darnos cuenta, que todos dependemos de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario