martes, 30 de diciembre de 2014

Diario Comunal 287: Ojalá y con el término de 2014, terminaran los sobresaltos que se han hecho cotidianos, para toda esta, que llamamos nación.

Desgraciadamente esto no va a ser posible. Mientras sigamos razonando que la razón o la culpa está en el poder, seguiremos padeciendo, la misma violencia que llena de lagrimas, y de sangre la nota roja de todos los medios de comunicación a nuestro alcance. La existencia del poder es una realización de todos, debemos desaparecerlo, pero, eso lo lograremos, cuando respetemos al otro,cuando reconozcamos, que son nuestro espejo, que nos vemos en ellos, que existen, y que por lo mismo, con ellos construiremos el accionar cotidiano. Siempre que comprendamos que el poder está allá a lo lejos, lejos estará la solución de nuestros problemas. Mientras pensemos que un día, ese poderosos nos sacará del hoyo, seguiremos esperando un día, que no llegará.
Nosotros mismos nos excluimos de las decisiones, de la autoridad, del "poder", no tomar en serio nuestra participación en las decisiones, hace infinita nuestra exclusión. Seguir pensando en el Estado, como el dios omnipotente, nunca permitirá que nuestras manos construyan la solución.
Resistir, es cambiar de lenguaje, razonar de manera distinta, entender el mundo de otra manera, un ejemplo de esto es lo que apuntamos.
La educación Universitaria, existe como el peldaño más alto de la vida. Y no nos damos cuenta que lo Universitario, es un peldaño que profesionaliza individuos, que reproducirán, una manera de vivir, sujeta al poder del conocimiento y por lo tanto, venderán su capacidad dentro de un sistema, que pareciera no tener fin. Y por el otro lado, observamos a diario, la multiplicidad de agresiones que padecen las Normales, siendo estas las que forman a formadores de las futuras generaciones de esto, que llamamos nación. El caso de Ayotzinapa, está en la triste mirada de todos, y no nos damos cuenta que en la mano de normalistas estarán nuestros hijos, pronto o a la distancia. Todos alabamos la educación Universitaria y menospreciamos la educación Normal, creyendo que es inferior, que es "rural", que es nido de subversión, de revoltosos, de pobres, etc. Pues ahí está la gran verdad que no notamos, que son los normalistas lo formadores de generaciones futuras, que podrán resolver muchos problemas, si les respetamos, si los apoyamos. En lugar de desaparecerlas, como lo sueña el poder, las debemos impulzar todos, viendo en ellas el semillero del futuro.
Razonar distinto a lo establecido, cierto, es difícil, cuando los medios de comunicación mercantil, nos llenan de basura, sin embargo, sí es posible que razonemos de diferente manera. Ojalá que 2015, permita abrir la mirada para la construcción de nuevos caminos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario