sábado, 28 de febrero de 2015

Diario Comunal 295: ¿Puede, en Oaxaca, un Diputado representar seriamente a una región?

Veíamos en el anterior diario, que la asamblea comunitaria realiza "lo político" de la sociedad Oaxaqueña. Esto nos lleva a reflexionar la representatividad de una persona, que al amparo o membrecía de un partido político, inmerso en "la política", se concibe como representante de una región en la que habitan cientos de comunidades, regidas asambleariamente.
Para empezar, es importante señalar que una asamblea comunitaria, no permite la injerencia de extraños, la persona que busca contender en "la política", extrañamente puede ser escuchado en una asamblea, menos que se conozca, a menos que sea originario de esa comunidad, para que su nombre se escuche, se ve en la necesidad de la publicidad, ploters, pintas, regalos en mítines, todo eso que ya hemos visto. Pero, la comunidad, en su asamblea,no lo llega a conocer.
Cuando en una región , como lo son los distritos electorales, se usan variados idiomas propios y además sus variantes, una persona,no puede, ni llega a entrar en relación concreta con sus habitantes, pensando en mítines, por ejemplo.
Una asamblea, o mínimamente sus autoridades, enfrentan cotidianamente necesidades concretas, eso hace que se acerquen a éstos de "la política",para resolver sus necesidades, pensando que un diputado los puede apoyar. Sin embargo, la tarea de un diputado no es el "desarrollo", pues para esto, está el "poder ejecutivo", que tiene la responsabilidad de diseñar programas de este tipo.
Todos sabemos que el poder gubernamental, está en franca confabulación, y de ahí que las relaciones, los compadrazgos, las mafias, se integren de tal manera que entre ellos se apoyan, dizque,para apoyar a sus electores.
La verdad, es que los políticos que practican "la política", forman una capa que no tiene relación concreta, con las comunidades, y que por lo mismo,no las pueden representar,y si representan, es a un puñado de individuos, que por un lado creen, que las cosas, son así, y que se debe votar. Lo real es que, los candidatos y después, diputados, reflejan únicamente sus intereses individuales, ya que no pueden, realmente, atender,las promesas que hacen, que las hacen sólo para conseguirse el voto de los habitantes de su distrito.
Esto hace de "la política", una verdadera farsa. Sin embargo "lo político", sigue su curso, separado de "la política". Estaremos hablando de dos Oaxacas, el que dice que manda, y el que realmente se manda? muchos han de decir, que el que maneja el dinero es el que manda, el que maneja la ley, es quien decide, nosotros tenemos dudas al respecto. Necesitamos un Gobernador? diputados?, Senadores?
Bien vale la pena, repensar la vida toda, para construir, verdaderos caminos, con hechos, no con puros discursos, o rollos como dicen los cuates. O ustedes ¡cómo la ven?

No hay comentarios:

Publicar un comentario