miércoles, 18 de febrero de 2015

Diario Comunal 292: Siglo XX

Durante todo el siglo XX, el planeta estuvo convulsionado de afanes humanos por transformar las condiciones de vida de las sociedades terrícolas. Tuvimos oportunidad de ver , desde chafas cambios de élites en el poder, como lo fue la revolución Mexicana, hasta serios intentos, dentro de un individualismo socializador, de modificar la imagen del Estado, proponiendo un Estado obrero a cambio de un Estado, francamente conducido por plutocracias, imagen, que priva sangrientamente en la actualidad.
Esta suma de afanes, estuvo alimentada por una intelectualidad, que profundizó confusiones, propias de una manera de razonar colonial, prepotente, universalizadora y a todas luces, a nuestros días: hegemónica.
Sin embargo, este mismo siglo permitió el florecimiento de razonamientos que desde la opresión, la exclusión, la colonización brotaron, desde los continentes sometidos a los ejes coloniales de estirpe Occidental. Razonamientos, que no solo subrayan sus principios anti raciales, anti coloniales, sino que apuntan al florecimiento de una nueva manera de razonar, ya no desde el individuo, sino desde la comunidad. Enriqueciendo un visión más integradora de los elementos que constituyen la vida en el planeta; tierra.
Sin embargo, los retos que enfrenta esta nueva manera de razonar, no son pequeños, pues se enfrentan a lacras vivenciales copados por todos los medios que enlazan la vida de los humanos; el mercado, la comunicación electrónica y digital, y para acabar la escuela. Ya no señalemos al deporte, al narcotráfico que ha consumido todo poder Estatal.
Nosotros creemos, que esto avanzará si todos los días replanteamos nuestro que hacer, el que nos haya tocado llevar a cabo.
Nos rodea todo lo que hay que desechar, podemos decir, que la contaminación nos invade todos los poros.
En el caso del mercado, principalmente podemos dejar de consumir a lo loco, buscar lo necesario, en materia de comunicación socializar cotidianamente la crítica a su mensajería, y utilizar lo digital para faenas de carácter colectivo, y de aprendizaje, y en la escuela, dejarnos guiar más, por las percepciones naturales y en hechos colectivos cambiar todas las currículas. Del deporte y las adicciones, mejor no nos metemos, pues corremos el riesgo de terminar incendiados, hasta en la cantina.
En fin, no nos queda otra que cambiar nuestra manera de razonar, dejar de pensar en pedazos, y pensar desde la totalidad. ¿qué es eso? Todo

No hay comentarios:

Publicar un comentario