lunes, 4 de agosto de 2014

Diario Comunal 277: Vivir es una Obligación, no es un Derecho.


Muchos en momentos de depresión, tristeza, o abandono, vociferan de su mala suerte, y afirman, que a ellos no se les consultó, para ver si querían venir a este mundo. Esta es una gran verdad, todos venimos sin que se nos consulte, venimos como una obligación, obligados diríamos aunque suene redundante. Pero ya vivos, se nos "cobija" de tantos derechos, que la mera verdad ya no se sabe, en que momento nuestra existencia es un derecho o una obligación.
Nosotros tenemos entendido, que para conseguir algo, tenemos que trabajar o hacer algo, es decir, tenemos una obligación que satisfacer, antes de obtener un derecho. Cuando se vive en comunidad, se sabe que primero das, para después recibir, ahí está la Guetza por ejemplo, es decir, primero cumples una obligación, y luego gozas del beneficio del vivir y festejar en conjunto. 
Aunque esto les suene a grosería a muchos, tenemos que cuestionar el Estado de Derecho. El derecho te lo da algo o alguien, la obligación la aportas tu. Todo Estado, se atribuye el derecho de darte los derechos, pero nunca se habla de las obligaciones del estado, y por ende, estamos metidos en un laberinto de derechos, que sólo algunos logran obtener. 
Venir al mundo por obligación, nos hace entender que tenemos la obligación de entender al mundo, es decir de respetarlo, de trabajarlo, y de festejarlo. La obligación la sentimos hasta en la fiesta, no porque, tengamos el derecho de festejar, sino porque tenemos la obligación de festejarnos, entre todos los seres que hacemos la vida. 
Podríamos decir, tenemos la obligación de ser felices, no el derecho de serlo, entonces tu vas a trabajar, a dar, como obligación, para ser feliz, y no vas a esperar que otro o lo otro te la dé. Cuando uno siente a una persona, es uno quien lo siente, y por ello da uno ese sentimiento, no vas a esperar que el otro te lo dé para que tu sientas, aunque lo deseable para cualquiera, sería encontrar reciprocidad en los sentimientos. Traslademos esto a lo que se establece en las constituciones, el derecho dizque se da para que?, para que te portes bien, para que te sometas a cambio de ser premiado con tu reconocidos "derechos". 
Ver la vida vida de esta manera, es portarte bien para que respeten tus derechos, por lo mismo, y dicho de otra manera, tienes que esperar la vida, para que alguien te la de, y en la realidad ya la tienes y reclamas que se te reconozca que estas vivo. De esta manera, nosotros consideramos, que nosotros mismos nos excluimos de la vida, esperando que otro te de lo que en verdad ya tienes.
Esta reflexión da para mucho, por ahora, vale la pena preguntarnos, que tanto respetamos nuestras obligaciones, que tanto trabajamos con ellas, y que tanto recibimos a cambio de lo que damos como obligación, de la obligación de los otros.
Ojalá los magistrados y los que luchan todos los días por sus derechos, no se enojen con estos razonamientos, que son simples, pero los hacemos para aclararnos el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario