lunes, 21 de julio de 2014

Diario Comunal 272: ¿Qué es, o que hay detrás de una clausura?


Para muchos, una clausura suena a un hecho rutinario, que obligatoriamente debe realizar una escuela al fin de su año de trabajo. Otros piensan que es un evento que permite al maestro lucir, el fruto de un año de incansable sacrificio. Otros, consideran que una clausura es un evento más que deteriora los bolsillos de padres de familia, con aquello de la compra de ropa, de las cooperaciones para los adornos decididos, etc. Para muchos maestros es la multiplicación de su trabajo administrativo, pues hay que rellenar las boletas con las calificaciones, y de los diplomas de aquellos que culminan su grado, etc. Para la gran mayoría es simplemente el pretexto para organizar el baile, y como consecuencia, el pretexto de beber con los amigos. 
Alrededor de una clausura, sea esta en una comunidad rural, o una colonia urbana, se tejen una infinidad de hechos, que por ser tantos, pasan desapercibidos, por casi todos, incluso de los que directamente se involucran en el hecho. 
El niño que termina un ciclo, para empezar, no tiene conciencia de la terminación, sino siente la ausencia de sus cuates que a diario se juntan para jugar, y atender con cierta atención a un maestro. Algunos, incluso les molesta tener que estar en su casa, con una suma mayor de tareas concretas de trabajo
que en muchos casos les da flojera hacer, porque prefieren el juego. Los niños que terminan el grado, se pasan entre las presiones de pasar sus examenes, y la preparación de actividades para la clausura. Y todo se hace más rudo, si eres de la escolta, de la banda de Guerra, o de la banda de música, de que si participas en un bailable, o de que si vas a recitar. Pero la bronca mayor, está en los padres de familia, si, de los que culminan el nivel, porque hay que comprar ropa, que para la escolta, que para el bailable, que para la graduación, que para los zapatos, que para el saco, la camisa, todo es un gastadero que no se realiza, ni en la celebración de la fiesta de la comunidad, y además, de los preparativos, para su incripción en el siguiente nivel, etc, etc. Todo un gastadero de dinero, además de que se tiene que colaborar para la comida que se le invita a los padrinos del graduado, y si lo hacen en conjunto, pues pa todo, para la comida, para los chescos, para los adornos, en fin, el bolsillo de los padres de familia, resulta arteramente acribillado. Los maestros, no la pasan muy bien que digamos, pues hay que programar la suma de activdades del evento, ver que cada actividad esté debidamente organizada, de que la documentación esté en regla, de que se impriman las invitaciones, de que se hagan los diplomas, eso si que la mesa del presidium, este debidamente integrada y de que los comprobantes, sean entregados en finos portapapeles, para que se luzca, pues. 
Pero en todo esto sobresale, la emoción de los que se van a graduar, se cortan el pelo, claro no todos, se toman la fotografía, se apresuran con los ensayos, se frotan las manos de imaginar el regalo de los padrinos, que tambien compiten en el tamaño o la calidad del regalo, en fin se da un proceso energético sin límites, la clausura es entonces, un evento que integra la actividad de toda la comunidad que gira en torno al hecho, y claro no falta el apoyo o apatía de las autoridades locales, que sólo por estar en la mesa de honor, se esmeran, a su modo, paque las cosas salgan bien. 
Hacemos este breve recuento, para hacer notar que una clusura, es un evento resignificativo de la participación comunitaria, es decir, que es un evento que integra la suma de visiones diversas que se viven en una comunidad en torno al sognificado del término de un ciclo escolar. A reciente fechas hemos sido testigos de dos clausuras, una de preescolar completa y una Unitaria, en una comunidad pequeñita, una en la Sierra, y la otra en la mixteca. Por la seriedad y la profundidad que observamos en estos dos eventos, queremos describirlos en los siguientes diarios, ya que en verdad, haberlos atestiguado, nos ha permitido replantear algunas consideraciones, que han estado en nuestras reflexiones sobre la educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario