sábado, 17 de mayo de 2014

Diario Comunal 25.

Algo más del acampar. En Oaxaca y en toda esta disque nación, han brotado centenas de asociaciones que han decidido caminar con sus propios pies, tenemos en Oaxaca más de cien radios comunitarias, varios intentos de televisión comunitaria, infinidad de revistas independientes, y de pintores que brillan con luz propia no se diga. Esto revela, capacidades, emotividades pero principalmente una toma de conciencia de los valores con que contamos. Queremos dar fortaleza a nuestros intereses, nos sabemos creativos. Pero también estamos conscientes del daño que nos hacen los Medios, a diario, y no solamente la telenovelas sino las propias canciones románticas así las haga Silvio, pablo, David Haro, Chacha, Lila, quien sea, hasta Jaime luna. Nos hace daño porque se entromete el amor individual en lógicas del amor comunal. Ya lo dijo Ilich, el sexo aparece con el mercado, y chávela resulta un volcán, que ni Almodóvar puede apagar, ni Lila puede detener el torrente de José Alfredo. Ser lo que somos, no es fácil cuando al mismo corazón se le ha enajenado, se le ha vendido una específica estética que reproduce en un lenguaje que Neruda, Benedetti, cavan su profundidad.
Exponer nuestra riqueza es descolonizarnos, dejar de asumir disque, verdades universales que la mentalidad occidental nos ha impuesto, es construir o reconstruir nuestra propia manera de amar, incluso dándole otro nombre. Es descubrirnos en el otro, valorándolo en tiempo y forma. Hay que saber decir todo o nada como verdad universal occidental o el no porque ello es la posibilidad de sembrar el futuro. Estoy seguro de que existimos, de que somos diferentes, de que nos ganamos a diario nuestro espacio. Me pregunto. Vale la pena profesionalizar la comunicación a partir de los resultados obtenidos del campamento. Imagino que sí, con esa metodología. La integralidad en la apropiación del conocimiento compartido, hay que seguirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario