martes, 20 de mayo de 2014

Diario Comunal 236: Reproducir la discriminación es reproducir el poder.


Trasformar la educación en Oaxaca, lleva implícita, la necesidad de desaparecer la discriminación. La educación actual se caracteriza por imponer el poder del conocimiento o de los saberes del maestro. El maestro está convencido de que si el alumno acude a la escuela es porque no sabe nada, que es un ignorante. Desde ese momento, se observa una discriminación de personas que portan un conocimiento que no es tomado en cuenta. 
El poder es el valor que sustenta al modo de vida que nos han impuesto desde la llegada de los europeos. El poder es la herramienta que porta todo individuo que discrimina a los demás, Todo lo que se ve desde el poder implica el desprecio, la desvaloración, la discriminación de lo otro y de los otros. El poder no sólo se demuestra en la guerra, se demuestra en la economía, en el manejo de la alimentación, de la salud, y sobre todo en el conocimiento.
Ha sido común, asistir a la escuela pensando que se dejará de ser ignorante, se dejará de ser discriminado, desde esta perspectiva, la escuela sirve para acceder al poder, y es ahí, en donde el maestro ejerce su poder para que el otro, a futuro lo obtenga. Dicho de otra manera, la escuela (en tiempos actuales), es la búsqueda de poder. Los padres, esconden esto, cuando afirman que se asiste a la escuela para defenderse del poder, pero en la práctica se obtiene el poder de conocimiento para imponerse a los demás. Esto ha hecho que la guerra por obtener poder, sea la característica central de la sociedad en este momento histórico.
Pues precisamente la exterminación del poder es una de a tantas cosas que se pretende con la transformación de la educación en Oaxaca.
Las sociedades originarias, como la existentes en casi todo el territorio Oaxaqueño, no se identifican con el poder. Eligen, erigen Autoridad, que no es lo mismo que poder, rotándose la responsabilidad de representar a su comunidad. Esta autoridad, cuando no es un cargo o servicio, lo ostentan los personajes que la misma comunidad reconoce; sus habilidades, su
conocimiento, su personalidad. Esto ha existido desde antes de la llegada de los españoles, y en Oaxaca, se ha mantenido como imagen central en los que son Municipios o comunidades que se rigen por sus propios sistemas normativos internos, detalle que nosotros hemos denominado Comunalicrácia.
El poder desaparecerá, cuando nos enseñemos a través del respeto, el trabajo y la reciprocidad. Los colectivos de todo tipo, cuando logren respetarse, trabajar horizontalmente, y sean recíprocos en todo, podremos pensar que el poder ha sido eliminado. Por ello, para lograr el PTEO, es necesario tener en claro, que algo indispensables, es hacer aun lado el poder, compartir todo, desde su ejecución, su diseño hasta su administración y lógicamente su evaluación. #tioyim #comunalidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario