martes, 20 de mayo de 2014

Diario Comunal 232.


Les debemos confesar, que el escribir el trajinar de estos días que nos ha tocado vivir, nunca estuvo en nuestra pretensión. Mucho menos, que el escribir, convirtiera nuestras sensaciones en libros. Siempre identificamos la Oralidad como el instrumento central para relacionarnos. De ahí que la música, y más tarde, el canto, hayan llenado nuestras aspiraciones de estar cerca de todos. Pues bien, se ha publicado un nuevo libro, que independientemente sea un trabajo, firmado por nosotros, ese nosotros que nos marca, es lo que realmente se trata de evidenciar, en todos los trabajos que ustedes tendrán la oportunidad de conocer. Es decir, no habla el "yo" que escribe, sino el nosotros que expone, sus ideas, sus preocupaciones, sus propuestas, pero sobre todo, la seguridad de lo que todos siembran y hacen nacer, el todo, el nosotros.
Esta publicación reafirma que somos; los otros. Que nuestro sentir y pensar, (que no están separados), son el reflejo del mundo que construimos entre todos. También nos permite razonar el hecho de que vivimos una realidad que se nos inventa, desde el lenguaje mismo que usamos, que cargamos como una cárcel, sobre el cerebro y en todas nuestras relaciones. El interpretar la vida desde todos, y no desde el "yo", ha sido una filosofía que se ha excluido, se ha ocultado, se ha discriminado, se ha tratado de desaparecer, pero su natural existencia hace que no muera, y como tal, en estos tiempos la portemos en América Latina, como la substancia que explica la resistencia de nuestros pueblos.
México vive un momento que reclama el diseño de nuevos caminos, de nuevos lenguajes, de nuevos modos de razonar. Ellos se albergan en nuestro ser. No se nos permite identificarlos, aunque nuestra percepción la guarda y es que, en nuestros adentros están esos caminos. Dicho de otra manera, ha llegado el momento de reconocer en nosotros el camino nuevo, muchos se preguntaran, pero ¿e donde están estos caminos?, se los decimos llanamente; en nuestra percepción natural de la vida. Fuera de los conceptos que nos obligan a interpretarla mecánicamente. Conceptos que a través del lenguaje, nuestros padres y más tarde, la escuela nos endilgó. Todos percibimos el aire, la tierra, sus frutos, sentimos el hambre, el frío, el calor, pero se nos dice que son clima, territorio, propiedad, libertad, etc, y no son más que elementos naturales que nos ofrece la vida para vivírla. Hasta la computadora, se niega a aceptar nuestras sensaciones, nos dirige para decirlas o escribirlas en su lenguaje autorizado.
Todo lo que les ofrecemos, integra TEXTOS SOBRE EL CAMINO ANDADO, que pronto tendrán en sus manos. No piensen que los editores, pensaron en las utilidades monetarias, por lo contrario, pensaron en todos, para compartir la vida, por ello, esperamos que se sientan identificados en esos textos, porque es un libro hecho por todos, con su trabajo, con su pensar, con su habitar este mundo, en un tiempo tan corto, que no compartirlo, representa más que nada, el fortalecimiento de un "yo", que debe desaparecer de nuestra imaginación y lenguaje. #tioyim #comunalidad

1 comentario:

  1. Me importa mucho leer Textos sobre el camino andado, estoy en DF dónde puedo conseguir el libro?? Gracias!! Abrazos.

    ResponderEliminar