martes, 20 de mayo de 2014

Diario Comunal 224: El tiempo se va como el agua entre las manos.


Hace ya, algo así, como treinta años, La sociedad civil, preocupada por participar en el desenvolvimiento de la sociedad Oaxaqueña, en el fortalecimiento de las capacidades propias para lograr mejores condiciones para los habitantes de esta región, hizo nacer una buena cantidad de Asociaciones. Unas vinculadas a demandas campesinas, otras a comunidades forestales, otras a productores de café, otras mas a la salud, no faltaron aquellas interesadas por el llamado "desarrollo" y unas más, a la defensa de los Derechos Humanos. Cada organismo, fincado en sus relaciones directas fue conformando programas de trabajo, que a la postre, en algunos casos, se convirtieron en brillantes Empresas comercializadoras de productos del campo, otras en férreas defensoras de los derechos de la sociedad, otras pocas en el fortalecimiento de las capacidades tecnológicas propias de las comunidades. Cada una escogió su camino, unas se iniciaron como asesoras y terminaron como intermediarias de los productores , el Estado y los mercados, otras en abogados, que aunque poco han sido sus logros, no se puede objetar su compromiso.
En este proceso, no podemos dejar de mencionar a CAMPO A.C. (centro de apoyo al movimiento popular Oaxaqueño) que este día celebra sus veinticinco años de existencia. 
Este organismo, en un principio jugó el papel de asesor comunitario en la Chinantla, y en otras zonas, aprendió tecnología propia, en muchos casos ya abandonada por los "desarrollistas", y dándole sus propios agregados, se ha desempeñado como una escuela de lo propio, pero actualizado. CAMPO; no solo ha acompañado y apoyado diversas movilizaciones sociales, sino ha apoyado la generación de instancias o espacios de construcción social en todo el Estado, y sin pretender protagonizarlos, ha dejado en claro su compromiso social, tecnológico y cultural, en el fortalecimiento de las capacidades de los Oaxaqueños.
Centenas de personajes han recibido y contribuido a la labor que hoy se conoce con mucho honor;CAMPO. Cuantos no hemos encontrado en este espacio, el estímulo apropiado para esclarecer nuestra labor cotidiana. Este esfuerzo cumple 25 años de estar en plena productividad, Muchas organismos e instituciones gubernamentales y civiles, nacionales e internacionales han abrevado de ese manantial. No pocos, les han colgado etiquetas que su propia labor ha trascendido. 
En necesario subrayar, que no es nada fácil, ser organismo civil, no gubernamental, sin ser propiamente productor o comunero. Se camina en el filo de la navaja. pues, no es fácil obtener recursos del Estado, cuando se sabe que se trabaja con lógicas diferenciadas, como también apoyar procesos comunales, sin convertirse en un intermediario más, inhibiendo la participación de los comuneros, o de los productores en general. Cuantos, no han llegado a la comunidad soñando en una "revolución", pero son pocos lo que logran comprender el caminar, con la comunidad, la vida cotidiana. Desde la Sierra Zapoteca, nos unimos a esta celebración. #tioyim#comunalidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario