sábado, 17 de mayo de 2014

Diario Comunal 22.

Creo que por varios caminos estamos llegando a lo mismo, a la desaparición de los PARTIDOS POLÍTICOS. Desde que nace la república, y se toma a la democracia como el instrumento idóneo para la participación de la población, Los partidos políticos se han convertido en voceros de élites, de grupos que en la defensa de sus intereses, se adecuan a los señalamientos que para la organización política, se enuncia en la constitución, en primera, la del 1857, esto se repetiría en el 17, luego en las reformas que se dan durante el siglo XX y ahora el siglo XXI. El modelo se ha eternizado ocultando, primero la participación de las mujeres, ahora con el discurso en la boca, se compra el voto con un dinero que si fuera bien usado, ya hubiera resuelto las inclemencias que nos agobian.

Ni la revolución del 10, ni la masacre estudiantil del 68, del sometimiento del sindicato de petroleros, de los ferrocarrileros, de los cañeros, de los maestros, de los electricistas, y ahora del germen juvenil "yo soy 132", han logrado fincar una visión que logre disminuir o desaparezca la existencia de los partidos políticos, que ahora con el lavado de dinero mal habido, con el movimiento fiscal y bancarios, se ufanan de su importancia para la vida política nacional. Todo esto está demostrado en los hechos, Los zapatistas lo enarbolaron, pero nadie les hizo caso, todos de alguna manera dormimos con la esperanza de que la democracia funcione. Los pueblos originarios de ésta región del planeta y de muchas regiones más, han demostrado tener y reproducir formas más trasparentes para la participación, modelos que en Bolivia y el ecuador están reconociéndose como válidos y necesarios. Los claro es que en estos países, la población originaria es mayoritaria, en México, disque es minoritaria. Aun así, pensamos que estos modelos podrían ser alternos para la situación actual que enfrentamos. El que se hable de asambleas en medios urbanos, hace pensar que estos caminos se están empezando a caminar, no echemos en saco roto la profunda experiencia que a este respecto se tiene en Oaxaca en la cual 418 municipios de 570, eligen a sus autoridades mediante sus sistemas normativos internos, esto ya fue legitimado por la constitución Oaxaqueña. Recuérdese lo sucedido en 2006. Este el tiempo de beber de la experiencia lograda en Oaxaca, fortaleciendo los municipios de "usos y costumbres", y en las ciudades acercándonos más, en pequeños espacios, para poder garantizar la participación horizontal de la ciudadanía. Empecemos ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario