martes, 20 de mayo de 2014

Diario Comunal 218: De como el pez grande se come al chiquito.

Se nos cuenta, la historia de muchas maneras. El refrán dice que cada quien piensa, según le va en la fiesta. Efectivamente, la historia que hemos aprendido en la escuela, ha sido escrita por sus vencedores. No es raro entonces, que en la época de la colonia, los castellanos resulten los buenos, los gloriosos. Su historia la escribieron en sus conceptos, en Español, o castellano como se quiera entender. Los escribanos vencidos, simplemente se vieron forzados a escribir en Nahuatl las horrocidades cometidas por los invasores, o a escribir en su lengua, las bondades de aquella invasión. 
Para los vencedores, nosotros, nuestros ancestros, eramos seres sin alma, simplemente porque no teníamos religión que nos aportara una ética especial. Tuvieron que pasar más de cuarenta años, para que su Papa, católico, es decir su máxima autoridad religiosa, decretara que sí teníamos alma, pero alma animal, de ahí que, demostraran que lo natural para ellos, no tuviera el valor que ellos encontraban en su religión. 
Muchos se preguntaran, ¿como fue posible que un puñado de delincuentes con frailes colados, hayan derrotado a pueblos notablemente bien organizados? Precisamente porque ellos portaban una religión, y nosotros, nuestros ancestros, eran y en muchos casos, seguimos siendo, Naturales. Ello venían convencidos que una verdad divina lo creaba todo, y nosotros, encontrábamos en nuestro ser Natural, parte de toda una naturaleza, lo que creaba todo. 
Es obvio, que como lo habían y seguían haciendo con los musulmanes y moriscos, casi nos exterminaron empuñando la espada y una cruz. Encima de nuestro centros ceremoniales, edificaron sus iglesias, quemaron los códices pictografiados y asesinaron a nuestra gente de conocimiento, La mayor parte de nuestro saber, era oral y guardado en imágenes. Todo lo destruyeron. A eso se debe que muchos estudiosos le llamen a esta invasión, genocidio y epistemicidio. Con todo esto aún no nos queda claro, ¿porque tanta violencia y poca la resistencia?. Es decir, ¿porque si nosotros eramos los grandes, porque nos comió un chiquito? No se pierda la próxima.#tioyim #comunalidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario