lunes, 19 de mayo de 2014

Diario Comunal 204: De cómo el Estado de Papá se convirtió en Patrón.

Todavía recordamos, los años treinta, y cuarenta, aunque no habíamos nacido, como los maestros, de municipales poco a poco se vistieron de Estatales. Curioso, nuestro padres miraban como necesaria la educación, y los municipios, y comunidades, a través de cuotas, les pagaban a los maestros, en otras palabras, desde abajo, ya se consideraba que vivíamos en las tinieblas, y que la luz de la educación era necesaria. Esto quiere decir, que la colonización se imponía en el pensamiento general. Pese a ello, ésta es la etapa de "oro" de la educación en México, ¿porque? simplemente porque teníamos como gran TATA, al General Lázaro Cárdenas. Algo importantísimo, no había libros de texto. Nuestro maestros eran obligados investigadores de su realidad, y su didáctica se orientaba, con esos fundamentos, a resolver los problemas prioritarios. La escuela Rural, centra su atención en la parcela escolar. Todas las comunidades por obligación dotaron a sus escuelas de predios que se convirtieron en verdaderos laboratorios, en donde todos básicamente eramos formados para ser campesinos, no para ser obreros como sucedió más tarde.
En esos tiempos al Estado-papá, lo que deseaba y preocupaba era dar una imagen consolidada a sus hijos; los mexicanos, no le preocupaba la diversidad social y cultural que prevaleciera. Quería a sus hijos igualitos, escribiendo y leyendo el español, lo que importaba era que todos fuéramos lo mismo.

Todo empezó a cambiar, cuando llegó la era del "desarrollo". Nuestro papá, veía con muy buenos ojos, la idea de que nos pareciéramos a los vecinos del norte, incluso, soñó que fuéramos hueritos. Fue así como se intensificó el monocultivo, la industria, y aparecieron los libros de texto y con ello, no sólo los transgénicos, sino los maestros de Estatales, pasaron a ser federales, el mando se centralizó, y como el desarrollo era su nueva bandera, nuestra bandera tricolor se fue convirtiendo en una nueva estrella más, si, de la bandera de los gringos. El mando lo tomaron los grandes capitales, las grandes inversiones, y las fuentes de empleo se crearon para enriquecer esos capitales, y con ello, las escuelas se tornaron en los centros de formación de obreros para esos grandes capitales. Aliados; Estado y empresarios, el Estado dejó de se papá para convertirse en patrón. Los resultados saltan a la vista, no creemos necesario comentarlo. Dejamos de se educados, para ser campesinos autosuficientes, se nos educó para ser obreros agrícolas o industriales, y en el mejor de los casos para dar servicio, "aunque sea pa maestro, que estudie mijo" dijeron nuestros padres. Y empezó la corredera a la ciudad, y muchos "de una vez", hasta los "iunates estates", "pos que no puedo o que". Pero algo no funcionó. Y es claro que algo no funcionó, por ello, en estos días se padecen carretas de reformas, pero de eso hablaremos en la próxima página. #tioyim #comunalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario