lunes, 19 de mayo de 2014

Diario Comunal 201: Un gran, pero largo camino; trascender al Estado.

Somos pocos los que nos preguntamos, ¿quien hizo, o inventó al Estado? Todos, los ahora seres vivientes, nacimos en un Estado. Todos tuvimos que registrarnos para poder ostentar una acta de nacimiento, de lo contrario no existías. Todos, nos fuimos a la escuela, sin saber porque, pero, para nuestros padres era obligatorio y normal mandarnos a la escuela, -dizque para que no fuéramos como ellos-, de tontos. A los 18 años, todos al servicio militar, con el miedo de que te cayera la bola elegida para un reclutamiento, el papel, o la cartilla, se sumaba el legajo gigantesco de papeles que evidencian tu existencia, en fin, todos crecimos enmarcados en una rutina de vida, regulada por un estado, que pocos entendían para que servía, pero eso si, que todos debíamos obedecer.

Si nadie se pregunta, el porqué hemos de registrarnos al nacer, ni, porque obligatoriamente hemos de ir a la escuela, y al servicio militar, tampoco nos preguntamos el porque acumulamos papeles y papeles para demostrar nuestra existencia, si en realidad todos nos vemos, nos percibimos, todos estamos aquí en este mundo. Menos nos vamos a preguntar porque se nos prepara para trabajar, y que para poder conseguir ese trabajo necesitas esos tantos papeles que vas acumulando a lo largo de tu vida. Menos aún, nos preguntamos el para quien vamos a trabajar, todos sabemos que vamos a ganar dinero, y que con el dinero, todo lo vamos a conseguir, y ese dinero está en, quien sabe donde, pero está y hay que conseguirlo. En fin, nos pasamos la vida pensando que ya todo está decidido, y solo si existe algo que nos incomoda, reconocemos la existencia de un culpable, y lo primero que hacemos es mentarle la madre, por lo caro de las cosas, por la falta de trabajo, porque las obligaciones, por los castigos, por todo. Nos apresuramos a revisar los derechos humanos, nuestros derechos a todo, y la obligación del Estado por delante, principalmente para darnos trabajo, y éste con la pelota de juego en las manos, le ofrece todo a sus cuates, que dizque para generar empleos, y ¿quienes son sus amigos?, pues lo riquillos, los empresarios, los grandes capitalistas, quienes siguen engordando sus capitales , para darnos trabajo, y así la vamos llevando, cuestionando al estado, a quien también obedecemos. Jamás, nos preguntamos, ¿ existe una sociedad sin Estado? ¿ se puede vivir sin el Estado? como sería la vida sin el Estado?.Ha llegado el momento de buscar otros caminos. Pero estos caminos están, fuera del Estado, ¿donde estan?, eso lo iremos comentando pasoa paso. Lo fundamental es buscar nuevos caminos, fuera del Estado. #tioyim

No hay comentarios:

Publicar un comentario