sábado, 17 de mayo de 2014

Diario Comunal 20: La disque profundidad de las convocatorias.

El no tener claro que se quiere hacer, nos lleva a un laberinto, principalmente cuando accedemos a convocatorias, que en sus objetivos está el interés de apoyar los trabajos necesarios para ejercitar nuestras capacidades. Cuando se toma de manera personal, una convocatoria suele ser un instrumento fácil de responder o de requisitar. Pero cuando planeas hacer tus trabajos en equipo, y en una comunidad o en una región, la cosa se vuelve casi un imposible. Primero, te ayuda el tener o participar de una figura jurídica asociativa, esto ya involucra a muchos más que dos, luego tienes que estar reconocido por hacienda, es decir existir correctamente en el pago de tus impuestos. Todo pareciera normal si ya te has metido en esa dinámica asociativa para "bajar " recursos para los trabajos que realizas, pero luego vienen los peros, son tantos los, los datos, los componentes, la información que te piden, que terminas llorando por tu supuesta ignorancia. Dependiendo del lugar en que te encuentres, será el grado de sufrimiento que tienes que padecer. Existen los que han aprendido a trampear a estas convocatoria, pero hay los que en verdad no entendemos porqué es necesario llenar tantos formularios, si lo que tú quieres es trabajar al lado de una comunidad o de un grupo. Todo esto, nos lleva a la reflexión del cómo debemos actuar para alcanzar los objetivos de los compas con quienes trabajamos.

Pensar en una región te lleva amuchas preguntas en ti mismo, de si es necesario ir a la comunidad, o que sea esta la que se mueva hacia ti y con ello empiezan los problemas. Lo común es que uno valla a la comunidad, ya sea para trabajar con ella o simplemente para conseguir su aval, requisito que tú tienes que llenar si estas solicitando recursos. En primer lugar cuando tú vas a la comunidad es que estas consiente de que es necesario y oportuna tu intervención, con ello cargas el peligro de estar pensando por la comunidad, y de que sabes cómo modificar sus condiciones de vida, lo que te puede llevar a una práctica de conducción que sin pensarlo, lo haces desde el exterior. Por el otro tu conciencia te lleva a realizar un trabajo que consideras pertinente y que beneficia a la comunidad. Si estas convencido, de que lo que haces es honesto y necesario, no debes detenerte, pero si lo único que buscas es chambear en algo para conseguirte el sustento, Podrías caer en la manipulación sí que esto esté en tus razonamientos. La cuestión es delicada, porque si trabajas corres riesgos, si no lo haces, no se logran los cambios que has descubierto. De todas maneras te chiflan porque lo haces u porque no lo haces. Lo que quiere decir es que mejor lo reflexiones aunque sea un poquito. Tú decidirás si contestas esa convocatoria. (En verdad estoy hablando conmigo), pero también contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario