lunes, 19 de mayo de 2014

Diario Comunal 175: Hagamos educación ahora y siempre.

La teoría evolucionista de la historia que nos enseñan en las escuelas superiores, se nos enjareta tanto que nos llegamos a convencer que somos animalitos de la prehistoria, que somos sociedades verdaderamente ignorantes, y que para poder estar a la altura de las grandes civilizaciones tenemos que correr competitivamente más que ellas. Efectivamente fuimos invadidos por bárbaros europeos hace ya más de cinco siglos, pero nunca se nos enseña que tanto las civilizaciones de China e India, fueron más importante que la civilización que nos invadió. La interpretación de la historia, efectivamente procede de Europa, pero debemos tener claro que esa es una interpretación, más la historia de mundo ha sido y es como la viven las regiones o civilizaciones que la habitan. Y es la educación en cada región de mundo la que conduce su propio horizonte de vida, de bienestar o malestar.
Cuando nosotros señalamos, que es necesario hacer educación estamos pensando en nuestras reales capacidades, las que en su mayoría son opacadas por la teoría de la historia que no obligan en la universidades a aprender. Al convencernos de que somos subdesarrollados, porque no tenemos el modelo de vida, y de conocimiento, que ostentan los que dicen ser desarrollados, sin quererlo nos estamos auto excluyendo de la historia. Es decir, asumimos ser seres inferiores, de poca iniciativa, sociedades que necesitan ser educadas para estar a la altura de los demás. A esto se debe, que toda la vida estemos, negando nuestras capacidades y queriendo aprender de los que nos gritan tener el conocimiento. Con ello, nuestra medicina pasa a segundo plano, lo mismo que nuestra justicia, nuestra tecnología, etc. Siempre vivimos pensando que al ser inferiores debemos ir a la escuela para dejar de serlo.
Ni la escuela, ni las universidades nos enseñan que somos sociedades que más protección le damos a la naturaleza, que en las áreas rurales estamos mejor alimentados que en las grandes urbes, en donde la industria hace chatarra cualquier substancia a la que le pone el nombre de alimento.

El uso de los conceptos nos marea, de ahí que para que uno sea escuchado, debe uno recitar la cantidad de nombres innombrables de intelectuales prestigiados por el mercado, igual que al niño de primaria se le obliga a memorizar nombres de ciudades que nunca en su vida va a conocer. Hacer educación es compartir lo nuestro, es construir labores realizándolas, diseñar tecnologías diseñándolas, producir alimentos produciéndolos, es decir vivir la vida, haciéndola, Sanar la vida, curándola. Debemos reconocer que estamos enfermos de querer ser lo que no somos, y con ello despreciamos lo que somos, nulificamos nuestra existencia, es decir obedecemos lo que los "desarrollados" "avanzados", afirman, que seguimos siendo sociedades en "estado de naturaleza", lo que según ellos es la prehistoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario