lunes, 19 de mayo de 2014

Diario Comunal 169: Seguimos como al principio.

En 1521, llegaron los gachupines vestidos de recias armaduras, de arcabúses, de cascos, de caballos, de clérigos, de piratas, hoy vemos que llegan con armas de alto poder, aviones submarinos, barcos modernos, de intelectuales educados en sus templos, de nuevos clérigos que uno no sabe si ofician en la iglesia o en el congreso, de narcotraficantes que además de envenenar, se quedan con jugosas ganancias, para sobornar a clérigos y políticos. Hace más de quinientos años, teníamos virreyes que se encargaban de administrar las riquezas internas para enviarcelas a los reyes imperiales, y de otros reinos. Ahora tenemos Presidentes que siguen administrando la riqueza nacional para beneficiar a los poderes imperiales y coloniales, a quienes les envían sus ganancias que se enbolsan las transnacionales.
Hace quinientos años, no había partidos, había administradores, encomenderos, señores feudales, ahora tenemos gobernadores, caciques, mafias que controlan descontentos populares, llenándose las bolsas como cualquier encomendero, congresos que solo reafirman lo que los grandes capitales les ordenan.
Hace tiempo buscaban oro, plata, bronce, para enviárselos a sus reinos, claro, explotando la mano de obra local, para la extracción de los minerales. Hoy siguen explotando oro, pero también petroleo y hasta el agua, para que sus ganancias queden en manos de las empresas capitalistas que no tienen país, ni dueño, ni nombre, Hoy ya no se conforman con la plata, aprovechan hasta los vientos y muchos minerales más. y claro, ahora dicen ofrecer el trabajo pesado para la mano de obra local.
Hace siglos, edificaban iglesias encima de templos ancestrales, ahora construyen estadios, campos de golf, siguen edificando iglesias, pero ahora también bancos, y muchos centros de comunicación que con sus mensajes, complementan los que se sigue afirmando en las iglesias. Antes edificaban conventos, monasterios para preparar a futuros sacerdotes que reprodujeran la práctica de la fe cristiana. Ahora edifican Universidades donde preparan a estudiantes en la fe sobre la mercancía, no solo la que ha de consumir el pueblo, sino la que han de vender en sus futuros púlpitos, o salones de clase.
Antes nos obligaban a repetir el catecismo, hasta que nos lo aprendiéramos, con mensajes lisonjeros a el señor y sus santos, ahora se nos obliga en las escuelas y Universidades, a repetir hasta el cansancio, los mensajes de aquellos que justifican su poder, tanto así que ya pensamos como ellos, eso es lo que querían, lo han logrado.
En 1521, nos cambiaban espejitos y cuentas de vidrio, por el oro de nuestros suelos, ahora nos dan computadoras, celulares, televisiones, etc, por el viento, el agua, los minerales, el petroleo, y todo lo que tenemos, que se les pueda ofrecer. En esos tiempos se apropiaban de los territorios que necesitaban, y los legalizaban como de su propiedad, ahora, son los gobiernos quienes privatizan todo para facilitar la extracción de nuestras vidas.
Durante la colonia, hubo personas honestas, pero convencidas de conducir a la población por el camino correcto, ahora están la ONGs, que son personas honestas pero también se empeñan en conducir a todos por el camino adecuado. Antes querían salvar nuestras almas, ahora se quiere salvar nuestras conciencias.

Vale la pena preguntarse, ¿ha cambiado algo?, ¿o es lo mismo que hace más de quinientos años?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario