lunes, 19 de mayo de 2014

Diario Comunal 165: Los partidos políticos, son inútiles para un Oaxaca comunitario.

En sus principios, los partidos políticos respondieron a dos dimensiones concretas, los que buscaban la manera de conservar sus privilegios y los otros. que querían modificar esa situación, para que otros más pudieran acceder a privilegios de todo orden.
En la actualidad, los partidos son relaciones de componenda, de intereses, de ideas generales en ningún momento contradictorias, que se unen para gozar de poder, afianzados en recursos que la propia población otorga, a través de la constitución federal. Los partidos dan cobertura, mediante recursos que les garantiza el Estado, a quien sea amigo, compinche de juergas, familia, en fin, a los que de alguna manera también y supuestamente ayuden a realzar el "nombre" de un partido. En un partido, se habla de asambleas generales de militantes, pero éstas, cuando las hay, previamente ya han sido acordadas por los "hombres fuertes" de cada partido. Un ser mortal, que desea hacer cosas para su causa, su comunidad, su región, sus cuates, que no tiene cuates entre los "hombres fuertes" de un partido, no tiene posibilidad de figurar como candidato a una determinada elección. Aunque también existen partidos que por no tener cuates en determinadas regiones, ofrecen sus registros para que activistas desubicados puedan competir, con la esperanza de seguir ampliando el número de sus militantes. Los partidos no exponen idearios, proyectos claros de como modificar las condiciones actuales de vida, es más, todos coinciden en lo mismo, y usan las mismas palabras, o sea dar continuidad a lo mismo. Pescar incautos, desinformados, apáticos, inconformes, son su meta cotidiana, de ahí que de principio tengan la necesidad de publicitar , vendiendo su nombre y su rostro como una cualquier mercancía.
Según información que públicamente se ha expuesto, los municipios que se rigen bajo el sistema de partidos, un poco más de la mitad, han logrado llenar sus requisitos formales. Estamos hablando de que de 152 municipios regidos por partidos sólo ochenta y pico llenas los requisitos, O sea que, podemos decir que en 418 municipios, las cosas se deciden comunitariamente, y solo en ochenta de partidos, participaran lícitamente.
Por lo tanto, se puede afirmar que los partidos políticos no reflejan el interés o la dinámica política de Oaxaca. Que la gran mayoría del Oaxaca actual se rige comunitariamente. Los que se rigen por sus sistemas normativos internos, que tienen una asamblea real, cierta, legítima, deciden quien los ha de representar de manera directa, de cara a cara, porque los conocen y no necesitan ni de promoción menos de publicidad, si a esto añadimos la elección que se da en las comunidades registradas como agencias municipales, o agencias de policía, veríamos que estamos hablando de casi diez mil comunidades que se rigen por sus propias formas. Esto nos explica al Oaxaca comunitario.

En lo que se refiere a diputados, la cuestión es bastante chistosa. Los partidos, ante su poca presencia real en la sociedad, se ven necesitados de aliarse, de formar coaliciones, es decir, por no representar a la población se ven obligados a juntarse, para ganar. Esto lo que revela es su inutilidad, ya no hablemos de principios, o de proyectos de partido, porque sus coaliciones demuestran su inexistencia. Esto nos lleva seriamente a pensar en la necesidad de refundar el Estado de Oaxaca. Reconocer que la sociedad Oaxaqueña es comunitaria por excelencia. Lo que sucede en Oaxaca no sucede en todo el país. En Oaxaca existen condiciones reales y objetivas, para en verdad lograr un cambio de régimen, Un estado comunitario en sustitución de un Estado republicano parlamentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario